tarot hechizos amor gratis

Entiende que enfrentarás muchas más variables que si estuvieras en una relación con un hombre soltero sin hijos. Comprende que la relación del padre con la.

Las rajaduras eran profundas y los hundimientos alcanza- ron hasta cuatro metros de profundidad. El día 18 se produje- E. El geólogo polaco Koslowsky, enviado por el gobierno para estudiar el fenómeno, informó que los de- rrumbes no los produjo ningini movimiento seísmico, sino un so- cavamiento de las capas inferiores. Día 2. Día 9. Como nada anunciaron los periódicos, es probable tendría lugar en el mar. Día 1'? Día 6. Días 8 y 9. El segundo fué de gran intensidad. No causó desgracias per- sonales, pero sí algunas pérdidas materiales.

Causó algunos daños materiales. Fué de mayor intensidad al que se sintió en De corta duración, no causó desgracias personales y las pérdidas materiales fueron de alguna importancia. Julio, — Día 3. La erupción duró varios días. En la región de Ca- llanieta fué tan intensa que ocasionó el derrumbe de tres minas de azufre.

La prostitución se extiende a pisos en los barrios de Málaga

En la región de Colivini hubo treinta muertos, en la de Contavini hubo cincuenta y seis muertos y muchos heridos. La erupción del Stromboli que comen- zó a mediados del mes de Julio, continuó con bastante intensidad. Fué tal la fuerza de esta ola que arrojó sobre la playa un crucero de la marina americana anclado en el puerto, causan- do su pérdida total.

Como el tiempo estaba espléndido se pudo salvar toda la tripulación. Se atribuyó esta ola a un violento temblor submarino. Como nada se anunció después es de suponer que fué submarino. Por curiosos e intere- santes reproducimos los detalles del fenómeno, tomados de una de dichas publicaciones. El suelo de éste aparece muy desigual. Una circunstancia extraña que ha llamado la atención de cuantos han visitado yo. Notas entomológicas. El fenómeno es frecuente en el sur de la Trinidad. Sesión del 24 de Abril de Metcalf, N.

Ve- getal, Secretaría de Agricultura, Habana. Las plantas que han sido encontradas atacadas son las si- guientes: Ha sido recolectado en los siguientes lugares de Cuba: Ball, de un Liforme de la Academia de Ciencias de lowa, Género Tomaspis, A. Tomaspis A. Monecphora A. Sphernorhina A.

Tomaspis bicincta Say. Cercopis bicincta Say. Sci, Phil. VI, , Cercopis ignipecta Harr. Monecphora bifascia Walk. Monecphora augusta Walk. Monecphora neglecta Walk. Monecphora ignipecta Fitch. Monecphora inferans Walk. Sphenorhina simulans Walk. Tomaspis fasciaticollia Stal. XXV, p. Tomaspis rubra Fowler. Tomaspis simulans Fowler. Es una especie muy corriente en las colecciones de insec- tos procedentes de Méjico y de las Antillas.

Beneficios del método Karezza

Es esta una especie algo variable en tamaño, y en extremo variable en color y marcas. Estas formas se diferencian entre sí, pero solamente pueden ser agrupadas como sigue: Forma Bicincta, la forma típica es de color pardo oscuro, con estrechas bandas rojas. Variedad igiiipecta Fitch, es la forma oscura en la cual las bandas se hallan parcial o totalmente ausentes.

Variedad simulans Walk. Evidentemente que Fowler fué mal guiado por las señas de P. Walker dice de inferans que se asemeja mucho a neglecta y que puede ser una variedad local de ella. Fowler lo coloca como una sinonimia de bifascia, junto con augusta.


  • sexo espanol real.
  • publica tu anuncio gratis.
  • Esta técnica permite a la pareja aprovechar más las relaciones además de controlar la excitación!
  • Málaga | La prostitución se extiende a pisos en los barrios de Málaga | Diario Sur.
  • luces de bohemia madrid 2018?

Las especies aquí presentadas han sido recolectadas por el que suscribe en Santiago de las Vegas, Habana, y han sido todas de- terminadas por el Profesor J. Diceratothrips picticornis En agallas de los frutos de la Hood planta Eugenia sp,, "guai- raje". Frankliniella cephalica En flores de Citrus.

En flores de Bidens leucantha. En flores de Melanthera del- toidea. En flores de Carissa acuminata, Frankliniella insularis Frank. En flores de Citrus. F-rankliniella nov. Frankliniella nov. Frankliniella sp En flores de Citrus. En flores de Carissa acuminata.


  1. Karezza: el método para disfrutar más del sexo.
  2. .
  3. mujer busca sumiso;
  4. Gynaikothrips uzeli En hojas del "laurel" Ficus Zimmerman nitida, formando agallas. Haplothríps gowdeyi En flores de Bidens leucantha. En galería hecha por díptero Agromyza en hojas de to- mate. Eeliothrips Jiaemorrkoidalis En hojas de aguacate Persea Bouché gratissima y de mango. Des- tructiva en ambas. Selenothrips rubrocinctus En hojas de "mango" Man- Giard gifera indica. Thrips abdominalis Crawford En flores de Bidens leucantha. TJirips tahaci Lindeman. En hojas de cebolla Allium ce- pa.

    En flores de Cruciferae. Zygothrips nov. Thomas E. Snyder, especialista en insectos dañinos a las plan- tas forestales, Bureau de Entomología de los Estados Unidos. Los comejenes han sido separados del orden de los Neurópte- ros formando el distinto orden Isóptera, dividido en las familias Prototermitidae y Termitidae. Cryptotermes sp. Hembras, machos y obreras.

    Los que caen sobre escritorios se introducen entre libros y documentos haciendo inestimables perjuicios. Son de color pardo y tamaño mediano mm. He tenido oportunidad de observar que no son tan sensibles a la luz como lo son a las corrientes de aire, pues lo he observado trabajando con bastante tranquilidad 60 Memorias de la Sociedad Poey.

    Se es- tima y como hecho cierto que estos insectos producen algunos mo- vimientos del cuerpo desarrollando sonidos especiales como me- dio de comunicación entre ellos. Creemos oportuno, ya de paso, indicar algunas recomenda- ciones para evitar los daños de estos insectos. En las maderas donde ya se ha- yan presentado y se noten los orificios, deben hacerse aplicacio- nes de bisulfuro de carbono o de bicloruro de mercurio al 20 por La si- guiente receta indicada por el Sr. Johnston es muy recomen- dable y nosotros la empleamos para librar a las maderas, objetos atacables y libros, de estos y otros insectos: Disuélvase primero el bicloruro.

    Eíitermes sp. Recolectados por J. Ninfas y nasuti recolectadas por el autor en tronco de aguacate seco, muerto a consecuencia de un rayo, y la madera ya en esta- do de descomposición. Arrhinotermes simplex Hagen Obreras, soldados y ninfas, recolectados por el autor en el mismo lugar que la anterior especie y junto con ella. JOHN R. En Europa, Norte América, Trinidad, Puerto Rico, Sur Amé- rica, Argentina, y en numerosos lugares, ha sido recomendado el uso de hongos entomógenos para el control de varios insectos.

    Respecto de algunos otros hongos, han habido muchas dispu- 62 Memorias de la Sociedad Poey. Es verdad que la mayor parte de los hongos entomógenos, si no todos, re- quieren ciertas condiciones atmosféricas para su mejor desarro- llo. La apli- cación artificial de ciertos hongos, en donde los insectos estaban causando daños, ha sido de resultado comercial en algunos casos. Varios hongos entomógenos han sido encontrados en Cuba, y se ha presumido que otros de los hongos extensamente distri- buidos también existen aquí. No hay, sin embargo, ninguna pu- blicación que de una idea adecuada de los hongos entomógenos encontrados en Cuba o de los beneficios que puedan esperarse de ellos.

    En vista del hecho de que el hongo Aspergillus flavus puede ser distribuido con grandes beneficios en la vecindad de Ciego de Avila donde existe la plaga de la chinche harinosa en la caña, y el hongo Mctarrhizium anisoplioe también puede ser de grandes beneficios en la vecindad de Camagüey donde hay una plaga de la yerba muy mala causada por el insecto la salivita, resulta de mucho interés describir todos los hongos entomóge- nos ya conocidos en Cuba.

    Para ayudar a su identificación, se han dado nombres de algunas plantas hospederas, hasta donde ha sido posible. Agerita Webberi Pawcctt, en Science, n.


    • pagina de facebook para conocer mujeres!
    • masajes sexo madrid.
    • que hacer este fin de semana en valencia!
    • conocer chicos vigo;
    • chica busca chico rubi.

    XXXXI, no. Horne, no. Gol diana, y el azul prusia del A. La abundancia y el color vivo de éstos, los hace muy visibles. Es probable que el hongo mantenga la, mosca blanca bajo casi un buen control pues cuando este llega a ser abundante, el hongo se desarrolla en grandes cantidades.

    Horne no. Cardín no. Algunos hongos cntomógenos de Cuha. Fungí cubensis, no. Para el estado perfecto véase Hypocrella phyllogena. Fuugi cubcusis, no. Bahía Honda, Oct. Muy pa- recido a las especies pequeñas hemisféricas del A. XVI, p. Se extiende mucho, en forma de costra, llana con pequeñas elevaciones, 2 a 3 cm. Brasil ; Florida ; Puerto Rico ; Cuba: Estroma en forma de trompo ; 3 o 4 fascíeulas, arrilia libre y excababa, abajo unida desde su origen; exterior granular; pie- nidia sumergida en el disco de la estroma: Halstead Mayo 8, , no.

    Earle Febr. Abril 17, , Johnston nos. El insecto víctima es uno de las Lecanidea pero es frecuente- mente difícil o imposible determinar aun el género a que perte- nece. La planta víctima varía considerablemente. A la descripción anterior, el ue esto escribe añadiría lo si- guiente: Para estado perfecto véase Hypocrella tvrhinata. France, VII p. Estroma verde, truncada, polygonal, 5. Baracoa, en Aleyrodideae, en Meihomia scorpiurus, Johnston no. Memorias de la Sociedad Poey.

    A la vez co- lonias enteras de insectos son cubiertas con el hongo. Ciertos vas- tagos de caña pueden tener la chinche enferma mientras otros adyacentes pueden aparecer completamente saludables. No to- mando en consideración esta irregularidad de presencia, el hon- go parece hacer considerable labor en la destrucción de los in- sectos. En los campos de La Romana, Santo Domingo, era difícil, en el tiempo de una visita del que esto escribe, encontrar alguna chinche harinosa no afectada por el hongo. Han habido muchas referencias a un hongo en la chinche harinosa de caña. En el caso del material de Hawaii, fué descrito como una nueva especie, Aspergillus parasiticus.

    Ma- terial enviado desde Puerto Rico por el que esto escribe al Doc- tor Charles Thom fué identificado como Aspergillus flavus. El que esto escribe llevó a cabo el trabajo, en unión del Doctor Thom, de reunir material de varias fuentes y de compararlos en cultivos. Fué estudiado material de Demerara, Barbados, Trinidad, Santo Domingo, Cuba, Louisiana, Hawaii, todo esto con chinche harinosa, juntamente con material de forrage de Kansas, en maíz de la Argentina, en tierra de Inglaterra y en cultivos de Amster- dam y de otras tres fuentes.

    Todo este material fué estudiado muy cuidadosamente, y mientras que algunas variaciones fue- ron encontradas, todavía aparecía no haber variación constante suficiente y distinción bastante para separar alguno de este ma- terial sin separarlo entre muchas especies. Sin embargo todo el hongo verde-amarillo encontrado en chinche harinosa ha sido atribuido al Aspergillus flavus.

    Identificación y descripción por el Dr. Se encuentra en muchos materiales di- ferentes desde Europa a la Argentina. Algunos hongos eniomógenos de Cuta. Mycelium incoloro, ramificado difusamente, 1. Over eene Shimmel epidemie- der groene Luizen, El ma- terial viejo es ligeramente amarillento. Una cuidadosa comparación de material en Saissietia hemis- pherica, recibido del Sr. South de Barbados con el mate- rial de Santo Domingo y Puerto Rico, demostraba que el todo pertenecía a la misma especie.

    Tower denunció una especie de Sporotrichum en Saissietia hemispherica en Puerto Rico. Material de éste, visto por el que esto escribe, pero no exa- minado al microscopio, aparece idéntico a éste Cephalosporium. Es imposible declarar definiti- vamente la identificación de éste sin un examen cuidadoso, pero es posible que los Sportrichum en estos insectos pueden ser todos asignados a Cephalosporium leca ni i.

    El estado perfecto o el estado de sacos, es pro- ducido en estas terminaciones hinchadas véase fig. Los esporos son ocho en cada saco y son largos y filamentosos, rompiéndose fina-lmente en pequeños esporos en forma de varillas. Esto es típico del género Cordiceps. Esta clasificación es hecha por conveniencia pues algunas veces se encuentran esporos de Isaria sin Cordiceps y viceversa.

    El género Torriihiella difiere del Cordiceps en que las peri- thecia se producen sobre una base semejante a algodón en vez de un tallo. En el ca- so de los hongos particulares que ocupan nuestra atención, al me- nos el Torruhiella aranicida y el T. La relación entre Torruhiella y estas formas no ha sido determinada. Debe decirse que hay graduaciones entre el Hypocrella y el Cordiceps, o entre una base en forma de cojín y una estructura con tallo, así que es difícil sacar distinciones absolutas entre los dos géneros.

    Los esporos de sacos ascospores en el Hypocrella son similares a los de Cordiceps y Torruhiella. El estado de conidia conidial stage de los hongos de que tra- tamos, Hypocrella turhinata y H. No todos los Ascher- sonias han sido relacionados con sus estados perfectos respec- tivos. Debido a la dificultad en separar prontamente estas formas en sus estados perfectos, podía ser deseable considerarlas todas pertenecientes a Cordiceps, y entonces las formas Isaria tal vez Cephalosporium y Gihelulla y Aschersonias tomarse para indicar subgéneros.

    Debido a la carencia de literatura acerca de esta materia, el que esto escribe es incapaz de decidir acerca de 72 Memorias de la Sociedad Poey. La lista siguiente incluye las especies de Cordiceps y formas afines observadas en Cuba, habiéndose hecho descripciones com- pletas de estos diferentes géneros: Isaria barberi. Hypocrella turbinata Aschersonia turbinata.

    Torrubiela aranicida Gibelhda pxdchra. Cordiceps barberi Giard. El material visto por el que esto escribe es de color pardo, su- cio, blanco hacia la cima. Algunos hongos eniomógenos de Cuba. Fungi Cubensis, p. Fungi Cubensis p. Soc Journ. XI, p. Gregarios en grupos ; tallo simple, 0. Sporophoros 2. En Polistes lineatiis en Cuba. La descripción anterior es he- cha de material cubano por el que esto escribe.

    Pungi Cubcusis p. Co- iiidioporos simples, amplios y robustos, reduciéndose gradual- mente a una base estrecha, emergiendo en anillos blancos entre los segmentos de la víctima sin unirse sobre su cuerpo. Entomophthora spiiaerosperma Fresenius, Bot. XIV, p. Conidio foros muy ramificados y confluentes, sobre el cuerpo de la víctima, formando usualmente una masa cuya superficie su- perior es llana.

    Conidioforos digitados; el color del hongo es blanco variando a un verde de chícharo vino. Coni- dias secundarias semejantes a las primarias, o largas en forma de almendra e insertas en conidioforos capilares. Esporos resis- tentes resting spores , azigosporos o zígosporos? Vícti- ma atacada hasta el substr-atuní por rhizoides. En varios grupos J. Algunos íiongos eniomógenos de Cuha. En Cuba en una especie de Heterocorís en calabaza. El que esto escribe publicó una descripción de este hongo ba- jo el nombre de G.

    Hypocrella turbinata Thaxter, Bot. LVII no. Se ha informado que el estado perfecto de este hongo se encuentra en abundancia en Trinidad. Ninguna otra noticia sobre ello pudo ser obtenida. Aquí, en Cuba, sólo se ha encontrado en Santiago de las Vegas. El estado de conidia o Aschersonia, por 76 Memorias de la Sociedad Poey. PVecuentemente todas las estroma tienen perithecia, y ninguna picnidia las precede o acompaña. Tienen la forma de botella, con un cuello, relativamente estrecho, bien definido, cerca de por micrones. Cuando los sacos maduran, estos tallos se alargan y adelgazan como las de la fig.

    Los segmentos formados de esta manera, se separan eventualmente unos de otros, los sa- cos se llenan de innumerables esporos pequeños, en forma de va- rilla, cerca de por El estado imperfecto ha sido descrito bajo Aschersonia turhinata. El que esto escribe amplificaría esta descripción como sigue: Algunos hongos cntomógenos de Cuba. En Francia ha sido encontrado en el gusa- no de seda. En los Estados Unidos una variedad de este hongo ataca las larva. En Hawaii se ha encontra- do el hongo típico en Sphenophorus obscuras y en Adoretiis te- niumaculatus.

    En Samoa se encuentra en las larvas de Orijctes rhinoceros. En Puerto Rico se encuentra en adultos del Lachnos- terma sp. En Cuba se ha encontrado en un adulto Asilid- fly Plesiomma sp. Sorokin, Entomophthora. Vegetables par? II, p. In Russian. Conidia de color verde aceitunado, insertadas en conidiopo- ros subverticilados, cilindricos, oblongos, del tamaño de X 3 mierones.

    Estromata agrupada densamente en parches o racimos, la estromata sola tiene 0. Vicente, Sta. Lucía, Dominica, Monserrate, Antigua y St. Johnston, en la guagua blanca de la lima dulce. Ophionectria coccicola Berl. Estromata constituida por un tallo corto y vigoroso con cabe- za anaranjada; conidios recta. Microcera fujiku- roi el hongo rosado es difícil de distinguir del Microura coccophi- la, pero aunque no ha sido reportado en Cuba debe existir aquí. En los Esta- dos Unidos. Pug II, p. En Xyleborus sp. En Aleyrodis variabüis en Carica papaya, Cuba. LVI, fig. Perithecias cónicas alarpradas, 0.

    Perithecia de color amarillo vivo, erectas, cónicas, micro- nes de alto por de espesor ; separadas o confluentes ; sacos li- neales, micrones de largo, dividiéndose en esporos pe- queños 1. En Cuba creciendo sobre, o con, Ccphalosporium lecanii eu Saissetia hemisférica en el zapote.

    Hifas rastreras, alargadas, poco ramificadas, con- tinuos; hifa. Denunciado primeramente en Lecanium hesperidium en las hojas de limón en Italia. Denunciado por Fawcett en Aleroydes citri y otros insectos en Florida. Puerto Rico, en víctima indeterminada, Marzo 16, , Río J.

    Nota de una carta June 30, Fawcett, Howard S. Fungi Parasitic upon Aleyrodes citri. June, Johnston, J. Entomogenous Fungi of Porto Rico. Rio Piedras, P. Maxwell-Lefroy, H. Scale Insects of the West Indies. III, p. Rorer, James Birch Rorer. The Green Muscadine Fungus and its use in cañe fields. Trinidad and Tobago, Speare, Aldon T. Series, Ha- Avaiian Planter's Exp. Pettit, R. Studies in artificial Culture of Entomogenous Fun- gi. Figura 1. Aspergillus flavus. Figura 2. Cabeza de sporophore. Cephalosporium lecami. Figura 3.

    Porción de hifas fértiles, y masas de esporos. Hypocrella phyllogena. Figura 4. Sección vertical de estroma, mostrando perithecia a y pycnidia b. Mostrando la forma general de las perethecia y sacos. Gihelhda pulchra. Figura 8. Sporophore y esporo. Toriibiella lecanii. Figura 9. Porción de saco con esporos, y un esporo. Tornhiella aranicida. Figura Apariencia general de perethecia. Cordiceps specophüa. Cabeza de sporophore que contiene perethecia. Apariencia general en avispa.

    Sección transversal de Saco, conidiophore y esporo. Cordiceps harberi. Apariencia general en pupa de Diatreae sac- charolis. Hifa fértil y esporo. Extremidad aumentada de hasidium mostrando la formación de esporos. Sporotrichum glohiluferum. Figura 5. Masa de hasidia y esporos en sporophores cortos. Basidium y esporos no maduros, aumentados. Spi caria aleyrodes. Rama fértil. Basidium con esporos. Sphaerostilhe coccophila. Figura 10 y Apariencia general de la forma conidia.

    Esporo de conidia. Apariencia general de hongo creciendo en el bor- de guagua redonda. Myriangium Durieui. Peretheciuní y esporos. Esporas de conidia. Apariencia general del estado de conidia. Verticillium heterocladum. Hifas fértiles. Contribución al estudio de los mamíferos, etc. LUIS A. En la mañana del 11 de Septiembre de entraba en la bahía de Matanzas el vapor Olle-Bull; y habiendo observado unos pescadores la presencia de tres toninas que venían escoltan- do al' barco, se apercibieron para la pesca de dichos animales, persiguiéndolos con sus embarcaciones hasta lograr que uno de ellos se dirigiera hacia la desembocadura del río Yumurí, en don- de penetró y fué capturado.

    El señor Víctor José Rodríguez, joven aficionado a los estu- dios de Historia Natural, adquirió el ejemplar y ha logrado con- servar tanto la piel como el esqueleto, lo cual ha permitido que el Dr. Manuel Presas, es realmente superior a su época, sólo trata con alguna extensión del manatí libro XIIT, cap. IX y hace mención de las toninas en el cap.

    VI y ''de las ballenas que hay en las costas e mares destas indias e islas de Tierra Firme" en el cap. Don Ramón de la Sagra, en su Introchicción a los Mamíferos op. Don Felipe Poey en el tomo 1" de sus Memorias solamente se ocupa de los mamíferos terrestres. Y el Dr. Contribución al esticdio de los mamíferos, etc.

    Frederick W. La piel del cuerpo es muy gruesa y presenta en los jóvenes pelos sedosos esparcidos. Dos especies de manatí se conocen en Amé- rica: Aquellas vacas marinas eran inofensivas y suministraban abundante y sabrosa carne, al decir de Steller, el naturalista via- jero que las dio a conocer. He aquí la de Mr. Trichechus Linn, Syst. Manatus Brunn, Zool. Pero a pesar de la autoridad de Mr. Elliot, no me atrevo a aceptar la innovación, porque el nombre Trichechus se ha em- pleado generalmente por los autores para designar la morsa, y porque el mismo Elliot dice en una nota, que: La fórmula dentaria es: Los molares son semejantes en ambas mandíbulas: El estómago!

    Gundlach, quien lo tomó de Cuvier, Aun. La de Elliot es la siguiente: Trichechus manatus, Lin. Manatus australis, Jahrb. Naturg, I. Manatus americanus, Desm. Manatus latirosfrts, Haden. Manatus fluviatilis, Schreb. Desechado el nombre Trichechus manatus L. Lo qual nunca oy decir si- no deste pescado é del viejo marino ó lobo marino.

    Karezza: el método para disfrutar más del sexo - La Opinión de Málaga

    Y quando vee que es tiempo y le paresce le suelta é lanza hacia donde los pescados grandes andan: E los indios que en estas pesquerías andan, saltan en tierra, é si es tortuga la trastornan aunque no haya tocado en tierra la tortuga, porque son grandes nadadores, é la ponen en seco ; é si es manatí, le har- ponan é hieren é acaban de matar. E viene tan apretado é fixo con él que si con fuerza lo despegasen, lo romperían ó lo des- pedazarían el reverso.

    E assí desta forma que he dicho se toman estos grandes pescados, de los quales parece que la natura ha cho alguacil é verdugo ó hurón para los tomar ó ca. El Barón de Humboldt, a principios del siglo pasado, obser- vó el manatí, en abundancia extraordinaria, en varios lugares de las costas de América. Recien- temente, en Enero de , durante el Gobierno de la Interven- ción, y por iniciativa del ilustre Presidente de los Estados Uni- dos, Mr. Roosevelt, ha sido necesario dictar una resolución prohibitiva de la pesca del manatí, bajo penas muy severas, a fin de evitar la total extinción en Cuba de tan inofensivo e inte- resante animal.

    Longitud total 0. En nuestras costas, suele vérseles en los esteros salobres y en ciertos lugares donde surge el agua dulce, a manera de manantiales, en medio del mar. También remontan algunos ríos, como el Hatiguanico o Gonza- lo, el Agabama o Manatí, etc. Suelen andar apareados o en familias: Se come fresca o salada, en forma de tasajo. La grasa abundantísima, tiene fama de poderse con- serv'ar mucho tiempo sin que se enrancie, y se emplea para el alumbrado. El cuero, que alcanza un espesor de cuatro centíme- tros, se corta en bandas y sirve para hacer bastones de aspecto ambarino.

    Las extremidades anteriores, en forma de nadaderas o remos, tienen numerosas falanges, pero carecen de uñas. El esófago es muy estrecho y no puede dar paso a grandes animales. Contrihución al estudio de los mamíferos, etc. Merjapteropsis Van Ben. Paescopia Gray. Son tam- bién caracteres distintivos de este género: El color de esta especie es negro por la parte superior ; pero Cope y Elliot admiten dos sub-especies que se distinguen por la coloración del vientre: De vientre negro ; es la que habita el Océano Pacífico, al N.

    De vientre blanco manchado de negro; es la que frecuenta nuestros mares, y suele verse, tanto en el Golfo de México como en el Mar de las Antillas. Con frecuencia se las ve dejar a gran distancia a los vapores. Su longitud total no pasa de diez metros, y se alimenta de peces y moluscos. Su caza es peligrosa y poco productiva, por- que suministra corta cantidad de aceite y sus ballenas no son muy estimadas. Presentan una sola abertura nasal en forma de me- dia lima situada en la parte superior de la cabeza. General- mente se hallan provistos de una aleta dorsal. Physeter, Lin.

    Catodón, Lin. Fauna Suecica. La mandíbula superior muy ensanchada para soportar los depósitos de grasa, carece de dientes funciona- les, pues cuando existen, permanecen ocultovs debajo de la muco- sa gingival.

    Biba la feria de Málaga!!!!

    El esqueleto ofrece particularidades muy notables; fué des- crito por el Dr. Carlos de la Torre en la Academia de Ciencias. Esta disposición no es debida a la edad, pues hemos podido observarla lo mismo en el ejemplar adulto que existe en la Universidad Na- cional como en el joven que posee el Instituto de Segunda En- señanza de Matanzas. El esternón también consta de tres partes; la. El omóplato, es cóncavo por su cara exterior y presenta un acromion muy saliente y una apófisis coracoides terminada en punta.

    El 'top ten' de los lugares favoritos para el sexo furtivo en Málaga

    Physeter macrocephalus, L. Catodón macrocephalus, Gray. En dicho documento dice el señor López que el día 3 de Ene- ro de , en viaje de Matanzas a la Habana, a eso de las 7 de la mañana, vio frente al lugar que llaman el Frayle, y como a cuatro millas de la costa, "un grande objeto que a todos los que iban en el vapor les pareció una embarcación zozobrada. Y termina diciendo: A fines del año encalló en las costas de la bahía de Ma- tanzas un cachalote que fué capturado por varios pescadores y conducido hasta la desembocadura del río Yumurí.

    Este ejem- plar fué adquirido por el señor Alfredo Botet y regalado al lus- Memorias de la Sociedad Poey. El año siguiente, , mientras se exhibía en la Habana el esqueleto de aquel cachalote, se encontró otro, algo menor, en el mismo sitio y fué también llevado a Nuevitas. Con frecuencia golpean el agua con la cola y a veces L. La hembra pare uno o dos hijos. Entre los productos del cachalote figuran en primer lugar: Los dientes del cachalote son duros y compactos, pero no tan estimados como el verdadero marfil, a causa de su coloración amarillenta.

    Don F. Pero estas indicaciones son demasiado vagas pa- ra saber si realmente se trataba del género Phocaena, cuya espe- cie típica, Ph. Felipe Poey. Sabedor del caso el entendido y ac- tivo disector don Leonel Plasencia, acudió a tiempo para reco- ger, con arduo trabajo, el esqueleto que armó en la Habana con la habilidad que le es propia. Felipe Poey, como puede juzgarse por la que copiamos a continuación, tomada de la Lista de los ma- míferos del continente norteamericano e Indias Occidentales, por Daniel Giraud Elliot, Dicho autor denomina esta especie Orcinos orea.

    El género Orcinus, Fitzin, es del año y le sir- vió de tipo el Delphi ñus orea Lin. He aquí la sinonimia de Elliot: Orcinus orea, Lin, Common killer vvhales. Delfinus orea, Lin. And Meth. Orea schlegeli. Orea articus, Gerv. Orea europae, Gerv. Orea latirostris, Cerv. Orea Sterorhyncha, Gray. Orcinus glafiator, Elliot. II , p. Orcinus orea, Elliot, Man. IV, Pt. XVIII, pl. XXII Zool. A esta especie debiera referirse el Phocaena grampus de Poey, dependiendo la diferencia del nombre de las leyes de la nomen- clatura, porque el género Orcinus de Fitzin es desmem- bración del Phocaena de Cuvier , como éste lo fué del Del- phinus de Liiuieo Y la especie Grampus de Hunter, an- terior a Orea de Linneo, ha tenido sin embargo que ceder al nom- bre impuesto por el fundador de la nomenclatura universalmeu- te aceptada.

    No obstante, el Dr. Kjo- benk. Los dientes son gran- des y puntiagudos con raíces cilindróideas. Tienen cincuenta vér- tebras, estando unidas las seis o siete primeras en una sola pie- za. Las aletas pectorales moderadas y puntiagudas ; la dorsal si- tuada cerca del medio del lomo, de tamaño regular y escotada en su borde posterior. La cabeza algo elevada delante del resollade- ro y terminada en un rostrum corto y ensanchado.

    Orea destructor, Cope Proc. Globiocephalus yrayi, Burm. Pseudorca crassidens, Elliot. VI, Zool.

    Psepdorca crossidens, Elliot. Elliot da las siguientes medidas de la calavera: Elliot lo enumera entre las especies que frecuentan las aguas vecinas del Continente americano y las Indias Occidentales. I, , En el Golfo de México se han observado las dos espcies si- guientes: Nichols Joiirn. Delphinus glohiceps, Cuv, Ann. París Delphinus deductor, Scoresby. Delphinus intermedius, Harl.

    Jour, Acad. Acie Pliil. Glohicephalus incrassatus, Gray. Sphaerocephalus incrassatus, Gray. Glohicephalus macrorhynchus, Héctor. VIL Globiocephalus nielas, Elliot. Glohicephalus melas, Elliot. In- dies. Globicephalus brachypterus. Sólo tiene cincuenta y sie- te vértebras ; el rostrum ancho, superando su base a. Difiere de la especie anterior por el tamaño menor de los pectorales, que sólo miden una sexta parte de la longitud total del cuerpo. El co- lor es enteramente negro. Longitud 4.

    Del extremo del hocico a la dorsal. Longitud del rostrum 0. An- dan íieneralmente en manadas, a veces numerosísimas, las cuales siguen ciegamente a un solo conductor, circunstancia que apro- vechan los pescadores para capturarlos. Rhinodclphis, Wagn. Eudelphinus, Van Ben and Gerv. Los dientes ocupan casi por completo la longitud del rostrum en am- bas mandíbulas ; son cónicos, agudos, recurvados.

    El rostrum tie- ne doble longitud que la caja craniana. Pterigoides unidos en la línea media en toda su longitud ; paladar profundamente acana- lado lateralmente ; pectorales moderadas y escotadas. Elliot op. Delphi ñus delphis Linn. Elliot, Syn. IL , p. Delphinus fulvio-fasciatus Wagn. Delphinus novae-zelandiae. Delphinus major, Gray. Delphinus moorü, Gray, Cat. Delphinus ivalkerí, Gray. Delphinus pomeegra, Owen. Delphinus hairdi, Dalí. Delphinus microps, Burm. Delphinus fuscus, Fisch. Delphinus soiverhianus, Fisch. Delphinus variegatus, Fisch.

    Delphinus haltcatus, Fisch. Delphinus moschatus, Fisch. Delphinus delphis, var. Agrega que "pertenecen al género Delphimis L. Algunas otras notas se han publicado en los periódicos acer- ca de la presencia de delfines en nuestras costas, pero como no se consignan sus caracteres, es imposible determinar su clasifica- ción científica, y lo mismo pueden haber pertenecido a esta es- pecie que a cualquiera de las siguientes, que son las observadas por la Comisión Americana de Pesquería en el Golfo de México y Mar de las Antillas.

    Se les ve en alta mar y también cercanos a las costas, pudiendo decirse que se le encuen- tra en todas partes en tropas de seis a diez individuos ; siguen a los buques, nadando a su alrededor. La hembra pare un solo hi- jo, al que cuida y atiende con solicitud. XXII [ Tursio, Cat. Ros- trum moderadamente rematado en punta; palatino no acanalado; sínfisis de la mandíbula corta; dientes robustos; vértebras: Aleta dor- sal alta, encorvada; dientes cónicos iguales; pterigoides en con- tacto.

    Wern, Soc. III , p. Phocaena compre ssicauda Less. Delphinus metis Gray. Delphinus cymodoce Gray. Zool, Delphinus eurinome Gray. Tursiops tursio Elliot. Tursiops truncatus Elliot. Li- dies. Cet, Viv. Clymene Gray. Clymenia Gray. M ñu—. Rostrum largo y es- trecho, palatinos no acanalados ; vértebras de 73 a 78 ; sínfisis de la mandíbula corta; pico alargado; aletas dorsal y pectorales en- corvadas. Dientes cónicos, pequeños y niimerosos ; convexa la porción rostral de los inter-maxilares.

    Color purpurino gris por encima, manchado de blanco. Se levantó con un ojo abierto y otro cerrado, enfiló malhumorado el pasillo hasta el porterillo y lo descolgó. Sabía quién era. A Ramón se le ve quemado. Lo demuestran sus ojeras. No hay horario. Mañana, tarde, noche, madrugada Ramón confiesa que han intentado de todo: El rellano, afirma Ramón, se convierte así en un submundo de suciedad, manchas de sangre, orín y alcohol.

    E incluso de sexo. El de Ramón no es, ni mucho menos, un caso aislado. Y eso, a su juicio, genera un fenómeno inquietante: A eso hay que sumar la volatilidad de los pisos. En las casas de citas predominan las mujeres sudamericanas o españolas, mientras que en los clubes los agentes identifican una mayor variedad de nacionalidades, principalmente de Europa del Este.